Blog

VOLVER

La Revolución de la Glucosa - Resumen del libro

Aloha nalgona!

Estaba en la casa de playa con mi hermana y ella llevó el libro La Revolución de la Glucosa, de Jessie Inchauspé. Cuando lo ví dije: Isa tómame una foto con el libro así relajada en la grama y cuando me puse el libro en la cara, la página que abrí aleatoriamente, me engancharon esas pequeñas líneas que pude leer mientras me tomaba la foto.

Entonces ahí empecé a leérmelo todo. Hago la salvedad, de que me fue muy fácil avanzar en el libro porque muchos de los conocimientos ya los tenía aprendidos por las nutricharlas que hacemos mensualmente en el Club de las Mamisonas. 

La idea central del libro es que tener picos altos de glucosa desmejora nuestra calidad de vida: primero porque la continua inflamación puede llegar a enfermarnos gravemente (diabetes, cáncer...) y segundo porque nos da sueño, nos pone de mal humor, no nos deja pensar con claridad y desmejora nuestras relaciones inter personales por andar amargadas.

¿La solución? Mantener la curva de glucosa no tan arriba, para que la caída no sea tan abrupta. Imagínate una montaña rusa. Las más hardcore son las que suben un montón, la caída va con todo. En cambio, las montañas rusas para niños, la subida es poca y lenta, así que la bajada también es suave y va más lento.

Los testimonios que habla la autora, de aplicar estos puntos que te voy a dar a continuación, hablan de pérdida de peso, mejor concentración, mejor reacción ante las situaciones, un humor más equilibrado, sensación de saciedad prolongada y resultados en la salud en general obviamente.

Te voy a hacer un resumen de los puntos que me quedaron grabados. Va a ser pim pum pam, si quieres saber los por qués, te recomiendo que te compres el libro. 

1. El orden correcto para ingerir los alimentos es: primero la fibra (vegetales siempre en todas tus comidas), después la proteína, después la grasa y de último el carbohidrato (incluídas las frutas).

2. Entre un snack dulce o un postre, elige siempre el postre. O sea comételo después de la comida y no en el medio de la nada.

3. Antes de comer cualquier cosa dulce o almidones, tómate una cucharada de vinagre de manzana diluido en un vaso con agua.

4. Nunca comas almidones solos. Siempre júntalos con proteína y grasas. Por ejemplo si te tomas un licuado de frutas, échale proteína en polvo y chía. 

5. Nunca te tomes un licuado de frutas con más frutas de las que te comerías solas. Olvídate de los licuados o jugos detox que tienen 3, 4 manzanas... 2 guineos... etc...

6. El azúcar es azúcar en cualquier presentación. El azúcar morena no es más sana que la blanca o la miel es más sana que todas. El cuerpo absorbe el azúcar de la misma forma.

7. Endulzantes artificiales pueden darte dolor de cabeza, no los tomes. El único que aconseja es el fruto del monje o monk fuit, pero es carísimo así que mejor acostúmbrate a tomarte las cosas no tan dulces.

8. Las frutas han cambiado mucho desde la antiguedad hasta ahora porque los cultivos cada vez hacen que las frutas tengan más azúcar y menos fibra. Así que, las frutas no son el milagro salvador, igual tienen azúcar y te suben el pico de glucosa.

9. Entre picar algo dulce o salado, elige siempre lo salado. 

10. Caminar o hacer ejercicios moderados después de comer. La idea es moverse para poner los músculos a utilizar de una vez la glucosa que ingeriste.

Y bueno, ella está bastante alineada con mi filosofía también: Si vas a comerte un dulce, comételo feliz. Es una decisión consciente. No es que ``te mereces el dulce´´porque hiciste ejercicios, o porque tienes la regla... Te lo comes porque quieres, porque puedes y porque te da la gana. No regrets baby! 

Yo empecé a aplicar de una vez la de comer vegetales de primerito, incluso en el desayuno. La del vinagre, la del orden de los alimentos y la de caminar después de comer.

Veamos cómo me va. 

¿Cuál podrías empezar a aplicar tu?

Una nalgada,

Ross Bandass.